jueves, septiembre 14, 2006

DESTINO

Hoy me levanté como surumbatica y con ganas de no estudiar nunca más y de olvidarme de esas tontadas de ser una profesional y cancelé todas las materias que me parecian dificiles. Luego me arrepentí como siempre pues sé que si no estudio jamás podré aspirar a un "buen" futuro ecónomico y las adicioné de nuevo; con diferentes profesores, claro está, para que no sepan que soy una loser. Además metí una materia nocturna como para no tener que llegar a la casa temprano, a que me jodan.

Mi mamá a veces dice que está decepcionada de mi y no entiendo por qué, si no soy prostituta y las niñas de mi edad tienen niños de 5 años, por lo menos de debería apreciar que una muchacha como yo no se puede encontrar en cualquier bienestar familiar. Creo que no me quiere tanto porque no soy cristiana.

Hago lo posible para estar bien y no molestar a nadie, sin embargo todos me miran raro en la calle, como si ellos no fueran también unos perdedores que no saben para que sirve la vida... Y lo que es aún peor, unos perdedores que creen que alguna vez las cosas van a ser mejores.

Siempre estoy mareada y no me acuerdo de la mayoría de cosas que hago ó digo. A veces pienso en mi muerte, ya que ese es el último destino. "¿Tienes alguna meta a largo plazo?", me preguntó alguien en alguna ocasión- "Si, que mi corazón deje de latir, aunque no sé si sea a corto ó largo a plazo". No podré evitar morir. Me causa gran curiosidad ver como caen las hojas de los arboles y no pueden volver jamás a pegarse y la asemejo con el fin de mis días: ¿Será que algún día entenderé para que nací?, todo debe tener un significado. Se me hace imposible que algo tan simple sea nuestra vida (Nacer, reproducirse y morir)...

Me acuerdo que el otro día estaba pensando en esto mismo y me dió por escribir un poema, que todos ustedes conocen, pero como me cambié de blog no está de sobra colocarlo (Aunque ahora que lo leo mejor, está muy cursi):

El árbol triste

Árbol anciano, pronto llegará el invierno
mientras... el cruel viento se desplaza por tus ramas,
arrancando una a una , tus hojas palídas
el tiempo pasa y no sólo tu mueres por dentro,
no solamente tú callas.

Te observo, desde la neblina del mundo,
si ellos no me escuchan; tú tienes que hacerlo,
¡Sé cuán solo te sientes sin un amigo!
¡Sé cuán triste es la vida sin compañia!
Al igual que este árbol, lloro mi pena sin derramar lagrimas
Porque sé que nadie me puede consolar;
Nadie me puede ayudar ni acompañar en mi soledad...

...Pues un árbol también soy y lentamente desnudas
estan quedando mis débiles ramas.


Quién sepa para que vivimos que me lo haga saber por favor...

7 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Jaja.
A mi aveces me pasa algo parecido, con mi mamà. Me dice que soy un mal hijo y weas, es raro, si se considera que estoy estudiando... que aùn no tengo hijos, que no llevo a mis pololas a tener sexo a la casa, nisiquiera las llevo a la casa. Trato de no gastar mucho, y de hecho nunca le pido plata, no carreteo mucho, no fumo, no tomo (nunca me he curado). Osea, soy el hijo perfecto, aùn asì mi mamà cree que soy un mal hijo.
Y creo tmb que es por eso de no ser catolico y porque no estudiè derecho, sino ingenierìa.

Saludos.

Andres dijo...

Con el permiso del señor conductor que ironica la vida, soy "anarcoteista", bebedor, fumador, inquieto, despreocupado, llego tarde siempre, desordenado y otras cuantas cosas mas resumidas en este pedacido de caca que soy y todos me quieren.

...Una señorita decente dijo...

Ni tan ironica... Las cosas se hicieron para fueran así

Anónimo dijo...

el hombre vino al mundo para....................

Anónimo dijo...

lo que pienso: vinimos a explotar todos los placeres vulgares de la carne y alguito mas..

...Una Señorita Decente dijo...

Es lo que piensas

Anónimo dijo...

es broma...