lunes, mayo 28, 2007

Que enamorada estoy

Creo que por fin voy a mandar al demonio a mi ex David, que se lo tiene bien merecido por no valorar a la santa mujer con la que estaba (o sea a mi) y todo gracias a que mi amor platonico numero 56 (según el ranking de amores platonicos) me habló... Bueno, en realidad yo fuí la que le hablé con cualquier excusa, pero el me contestó de buena manera y eso es más que suficiente para saber que también me ama y que quiere tener muchos hijos conmigo.

Esta es una parte de nuestra conversación:

# 56: ¿Tu escuchas radio Maria cierto?
Yo: Si, ¿Cómo supiste!!?
# 56: Lo deduje por tu camisa que dice: "I love Radio Maria... Jesus lives Forever" y además esa también es mi emisora favorita, la escucho de noche y de día!!!.
Yo: La verdad no sé que traduce el letrero de la camisa porque me la regaló el Padre Roberto el otro día que fui a hacer obras de caridad a un barrio mucho más pobre que el mio y me la dió como muestra de agradecimiento a todo el evangelizamiento que hice con esas ovejas descarriadas. Dejame decirte que eres un erudito para eso de las lenguas extranjeras y además tienes buenisimos gustos musicales...
# 56: Gracias, y ahora hablando de otras cosas, ¿Conoces a un muchacho de Filosofia que vive en $%#$#$ y que se llama &/&!#S#$ ?
Yo: Creo que hablamos una o dos veces, pero ¿Por qué?
# 56: Es amigo mio y el otro día que pasaste por nuestro lado me dijo algunas cosas de ti.
Yo: ¿Que cosas? (Esperaba que no le hubiera contado que la otra vez nos quedamos encerrados accidentalmente en un cuarto oscuro y caluroso, en el cual casi que no logró conservar mi virginidad, pero gracias a la Madre de Dios que me hace fuerte ante las tentaciones del demonio, pude hacerlo).
# 56: Sólo me dijo que eran amigos-
Yo: ahhh... sólo eso?... si, bueno, no es que lo seamos, pero a veces nos saludamos y todo.

Y asi seguimos hablando un buen rato sobre bobadas Católicas, los sacramentos y esas formalidades que si no las cumples te puedes ir al infierno, nos reimos de chistecillos decentes, por ultimo se despidió porque tenía parcial sobre el libro de los profetas. Lo mejor es que al despedirse me estrechó la mano (empezaron a salirme corazoncitos de las manos)... y casí logro que me diera un beso en la mejilla pero creo que aun es muy pronto pero con otras 578 conversaciones catolicas como esta, seguro lo lograré.

Nota: Si eres David y estás leyendo esto, escuchame bien: Por mi te puedes ir al infierno porque voy a dejar de orar por ti...

8 comentarios:

Anónimo dijo...

q Bien q david ya haya pasado a la historia... las mujeres tenemos q avanzar y no quedarnos viviendo de recuerdos de amores pasados... voy a seguir tu ejemplo!

Señorita Decente dijo...

Eres karen cierto?

La proxima colocas tu nombre

Anónimo dijo...

"Una lucha incansable contra las fuerzas del mal"?
No se si es la primera vez que veo este texto, pero me parece que te queda como anillo al dedo.

En todo caso, ya abes que puedas contar conmigo para unir fuerzas.. mira q una vez ya tuve q luchar contra un demonio q al final salio huyendo.

Bueno amiguita.. te mando muchos saludos, abrazos y besos desde Ecuador.

Dejate ver cuando se pueda.

Besos

.BAS

Anónimo dijo...

jajajajaja jajajaja como es que era pon tu puto nombre? ok la del comentario anterior fui yo

K.T.d

Señorita Decente dijo...

K.T.D: no digas esas palabras delante de mis lectores,.

Anónimo dijo...

perdon señorita decente.. fue una imprudencia de mi parte... le pido PERDON a todos los lectores de la señorita decente.. sucede que aveces se me salen ciertas palabras que estan mal, pero estoy haciendo todo lo posible para no decir tales cosas!

K.T.D

Quiensoy? dijo...

Ahora quien será la nueva victima de la señorita decente?

LUCIFER dijo...

Pero... este blog va en serio?. Tú eres así de verdad?. Porque si es una broma, está buenísio!!.
Bueno, si es cierto que eres así de "decente", y casi pierdes la virginidad al quedarte encerrada en un cuarto oscuro con un desconocido, lo que me parece es que vas más caliente que la chancla de un guiri!!. jajajaj!!, si es que tanta castidad no es buena. Acaba una volviéndose una viciosilla...